jueves, 30 de mayo de 2013

El arte tiene licencia para matar (por Otari Oliva)



Según el fallo judicial de un juzgado norteamericano en su momento, el Ulises, de James Joyce, fue prohibido en la nación estadounidense por considerarse una obra de contenido pornográfico que dañaba la moral cívica. Uno puede preguntarse cómo se la pasaron durante los años que estuvo vigente el fallo judicial, ya no los simples lectores sino las academias y facultades docentes de perfil humanístico, al no disponer de uno de los más importantes textos literarios del siglo XX.

Al parecer, y esto no pasa de ser una opinión debido a que desconozco tanto las posibles leyes cubanas al respecto como el desenlace que tendrá el evento que me ocupa, en la sociedad cubana parece estarse dando un caso similar. A Danilo Maldonado (nombre de graffitero: El Sexto) le han sido ocupadas por las autoridades policiales según documento oficial, un grupo de obras (tres óleos sobre lienzo), plantillas para esténciles, proyectos artísticos (dossier del proyecto “Salbutamol”), curriculum vitae y treinta y siete sprays de esmaltes. Estas obras y demás objetos han sido incautadas por las autoridades bajo el argumento de “estar relacionado con un hecho delictivo que se investiga”.

Yo aplaudo eso, es en definitiva una práctica muy distinta a la de quemar libros o destruir cuadros de autores considerados “degenerados”. Dado el grado de desarrollo de mi conciencia, algo que puede cuestionarse, pienso que la sociedad tiene el derecho de debatir desde el consenso sobre cualquier tema, tiene derecho a reclamarle a cualquier individuo sobre sus responsabilidades frente al contexto y tiene el derecho de emplear los mecanismos establecidos para ejecutar todo eso.

Mas no puede pasarse por alto un detalle,aquella protección básica que el individuo necesita frente a los poderes instituidos que se inscriben como representativos de la voluntad social, esa protección es la transparencia en la ejecutoria. Y esta transparencia empieza en la adecuación inframilimétrica a los códigos instituidos a los que debe referirse la ejecutoria del poder.

Hoy no puedo citar, dado que no es exactamente mi campo, referentes en un pasado inmediato de casos similares en nuestro contexto. De cierta forma lamento eso porque como artista empieza a preocuparme la posibilidad de que alguna obra mía, o toda ella en su conjunto, pueda llegar a ser considerada socialmente lesiva y terminar tanto siendo vetada como incautada legítimamente por las instancias correspondientes.

La situación del Sexto, o al menos alguno de los aspectos de la misma, me hace reflexionar al respecto: una obra de arte puede llegar a poseer valor delictivo y ello se haya contemplado en el código penal de mi país. Desde hoy me gustaría poder determinar, tal como puedo determinar el valor delictivo de determinados actos, el valor delictivo en el que puede recaer una obra de arte.

Sin embargo no estoy lo suficientemente enajenado. O habrá adecuación al código penal y el fallo se pronunciará desde un ejercicio de transparencia, aclarando para Danilo y para todos la razón del proceder de las autoridades, o estaremos peligrosamente cerca de una pira de libros ardientes, amén de que nuestras manos de artistas temblarán quizás un poquito más a partir de entonces.

Pienso ahora gremialmente en los artistas (requiero que piensen en elgrafffiti como una de las escasísimas intervenciones que en nuestro contexto disputan el espacio público) ypienso también en un pequeño libro de André Bretón publicado en Cuba hace unos años: Najda. Pienso en qué magnífica condición surrealista cumple un arte delictivo y pienso en las líneas finales del texto: “La belleza será convulsiva o no será”. Entonces me digo que Bretón era un profeta pues al arte le temen, y es natural amigos míos, porque el arte tiene licencia para matar.

Otari Oliva Buadze
La Habana, mayo 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

tu opinión es importante para mí!

#ElSextoSomosTodos

Por si algo pasara usted puede llamar o escribir a los siguientes nuemeros..


María Victoria (mamá)
maria.machado@cha.jovenclub.cu
54545437

Maria Caridad (abuela)
54750457

Indira Maldonado (hermana)
53873665

Puchito (amigo de la infancia)
52953329

Oficina Cubalex
(asesoría jurídica)
53-76472216
centrocubalex@gmail.com

Laritza Diversent
(abogada independiente)
53-52415948
laridiversi@gmail.com

Lia Villares
53-53798491
liavillares@gmail.com

Gorki Águila
53-53927726
gorkiaguila@gmail.com
53-72052230

Claudio Fuentes
53-53579652
claudioshooter@gmail.com

#YoTambienExijo
exige@yotambienexijo.org

Orlando Luis Pardo Lazo
orlandoluispardolazo@gmail.com

Antonio Rodiles
53716460
antonio@estadodesats.com

Pedro Vidal
pedrovidal@cubansoulfoundation.org
0017865310718

Luis Felipe Rojas
(Radio Martí)
4201 NW 77th Ave
Doral, FL 33166
1-(305) 437-7311
alambradas@gmail.com

Maria Matienzo (DDC)
53636724
menosveinte@gmail.com

Luz Escobar (14ymedio) 52367550

luzzescobar@gmail.com

------------------------------------

Asesoría jurídica

CUBALEX centrocubalex@gmail.com

(537) 7 647-226 o (+535)-241-5948

/////////////////////////////////////////////////////

Danilo Maldonado Machado

El Sexto / blog

AQUÍ SE ESTÁ GRAFITEANDO HISTORIA!





Consulta los listados de presos políticos en Cuba